Monedas de euro

Google
 

Historia, imágenes y características de las monedas de euro

(Seleccionar las imágenes para obtener más información)
Monedas de euro de Alemania Monedas de euro de Austria Monedas de euro de Bélgica Monedas de euro de Chipre Monedas de euro de Eslovaquia
Alemania Austria Bélgica Chipre Eslovaquia
Monedas de euro de Eslovenia Monedas de euro de España Monedas de euro de Estonia Monedas de euro de Finlandia Monedas de euro de Francia
Eslovenia España Estonia Finlandia Francia
Monedas de euro de Grecia Monedas de euro de Irlanda Monedas de euro de Italia Monedas de euro de Luxemburgo Monedas de euro de Malta
Grecia Irlanda Italia Luxemburgo Malta
Monedas de euro de Mónaco Monedas de euro de los Países Bajos Monedas de euro de Portugal Monedas de euro de San Marino Monedas de euro del Vaticano
Mónaco Países Bajos Portugal San Marino Vaticano

El euro (EUR ISO 4217 o € ) es la moneda única de la Unión Europea (UE), donde circula en trece de los veintisiete estados miembros, así como en otros estados y territorios europeos, como San Marino, Andorra, Mónaco, Ciudad del Vaticano, Montenegro, Kosovo e informalmente en Bosnia y Bulgaria. Circula asimismo en varios territorios franceses de ultramar como Guayana Francesa, San Pedro y Miquelón, Guadalupe, Martinica, Mayotte y Reunión.

Circula en los siguientes estados miembros: Portugal, España, Eslovenia, Francia, Luxemburgo, Países Bajos, Bélgica, Alemania, Italia, Austria, Grecia, Finlandia e Irlanda.

El euro se divide en cien céntimos. Los documentos oficiales de la UE usan los símbolos euro y cent, siempre en singular y sin puntos. En el lenguaje habitual, sin embargo, se traduce cent por el equivalente en cada idioma (en español céntimo, en griego λεπτο, en italiano centesimo, etc.) y se pluraliza según el uso habitual de la lengua.

Los billetes —de 5, 10, 20, 50, 100, 200 y 500 euros— son idénticos para los trece países. Las monedas —de 1, 2, 5, 10, 20 y 50 céntimos y 1 y 2 euros— tienen el mismo anverso en todos los países pero distinto reverso. A partir del año 2005, una directiva de la UE permite acuñar todos los años una moneda de dos euros conmemorativa en cada país de la zona euro. Estas emisiones, cuya producción es determinada por la acuñación normal de moneda en cada país, conservan el reverso común de la zona euro y en el anverso muestran el motivo conmemorativo. Durante los años 2004 y 2005 han acuñado monedas conmemorativas Luxemburgo, Italia, Bélgica, Finlandia, Austria, España, San Marino y Vaticano. Aunque estas monedas estén diseñadas para la circulación habitual, debido a su escasez y al interés de los coleccionistas, apenas han circulado.

Las monedas, sea cual sea su anverso nacional, son de validez en cualquier país de la zona euro.

El motivo principal de la primera serie de billetes euro son las "Puertas y Ventanas", que representan el espíritu de apertura de la Unión Europea, así como la eliminación de fronteras y la integración representada por los puentes en el reverso del billete. Además, el tema general de la serie es "Edades y Estilos", representando cada billete un estilo arquitectónico en concreto.

El diseño de los billetes es de Robert Kalina de ÖBS (Banco Central de Austria). El diseño de la cara común de las monedas es obra de Luc Luycx de la Real Fábrica de Monedas de Bélgica.

El euro es el sucesor del ECU, unidad monetaria europea (European Currency Unit).

El símbolo del euro (€), desarrollado por la Comisión Europea, se inspira en la letra épsilon (ε) del alfabeto griego. Se escogió este símbolo como referencia a la inicial de Europa, E. Las dos líneas paralelas hacen referencia a la estabilidad dentro del área euro.

La abreviatura internacional oficial para el euro es EUR y ha sido registrada en la Organización Internacional de Normalización (ISO); se utiliza con fines empresariales, comerciales y financieros.

No existe un símbolo oficial para el céntimo, aunque se utiliza a menudo una c minúscula, o, en España, ct (plural cts) como reminiscencia del céntimo de peseta. En Irlanda se utiliza a veces en las tiendas el símbolo ¢.

Los estados miembros de la Unión Europea acuerdan el 15 de diciembre de 1995 en Madrid la creación de una moneda común europea para enero del año 2002.

La moneda fue introducida oficialmente el 1 de enero de 1999, cuando dejaron de existir como sistemas independientes las monedas de los once países de la Unión que se acogieron al plan de la moneda única, la denominada zona euro: Alemania, Austria, Bélgica, España, Finlandia, Francia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Países Bajos y Portugal. El 1 de enero de 2001 se incorporó Grecia. Sin embargo, debido al período de fabricación requerido para los nuevos billetes y monedas, las antiguas monedas nacionales, a pesar de haber perdido la cotización oficial en el mercado de divisas, permanecieron como medio de pago hasta el 1 de enero de 2002, cuando fueron reemplazadas por billetes y monedas en euros. Tanto las monedas como los billetes tuvieron un período de coexistencia con las anteriores monedas nacionales hasta que fueron retiradas de la circulación. Este período de coexistencia tuvo diferentes calendarios en los países que adoptaron el euro. Anteriormente y a modo de prueba piloto, los días 1, 2, y 3 de octubre de 1998 se puso en marcha un programa patrocinado por la Unión Europea, Euro Málaga, en la barriada de Churriana, para poner en funcionamiento dicha moneda. Durante aquellos días, Churriana se convirtió en el primer lugar de Europa en funcionar con euros.

Dinamarca, el Reino Unido y Suecia no han adoptado la moneda única. Dinamarca rechazó el euro en un referéndum llevado a cabo el 28 de septiembre de 2000, con una participación del 86% y donde el 53,1 por ciento de los votantes se manifestaron contra la adopción del euro. El referéndum sueco del 14 de septiembre de 2003, días después del asesinato de la ministra Anna Lindh, impulsora de la adopción del euro, resultó en poco más del 56 por ciento del electorado votando en contra. La cuestión queda así pospuesta al menos cinco años, transcurridos los cuales podrá repetirse el referéndum.

En julio de 2002, el euro sobrepasó la paridad con el dólar estadounidense (USD) en el mercado de divisas por primera vez desde febrero de 2000, y se ha mantenido en esta situación. En diciembre de 2004 el euro alcanzó una cotización con respecto al USD de $1,3666, el máximo valor de cambio desde su introducción. Sin embargo, antes de su introducción física, el euro había alcanzado cotizaciones superiores respecto al USD.

La mayoría de los diez estados que ingresaron a la UE con la ampliación de mayo de 2004, no han podido adoptar el euro todavía. Sin embargo, estos países están tomando las medidas necesarias para implementar el euro como moneda nacional, aunque este proceso puede tomar varios años. Solo se ha aprobado el ingreso de Eslovenia y se ha aplazado, por poco el de Lituania, sin haberse propuesto el de los demás.

El 16 de Junio de 2006 los jefes de Estado y de Gobierno de los Veinticinco aprobaron la propuesta de la Comisión Europea de la entrada de Eslovenia en el Euro para el 1 de enero de 2007. Así fijaron en 239,640 el cambio irrevocable del Tolar Esloveno con el Euro. Los eslovenos ya han escogido las caras nacionales, que representarán paisajes y héroes nacionales. La moneda de un euro, por ejemplo, recoge la figura de Primoz Trubar, el autor del primer libro impreso en Eslovenia en el siglo XVI.

Varios países de la zona euro tratan de deshacerse de las monedas de 1 y 2 céntimos, ya que el coste de fabricación es más alto que su valor nominal. La alternativa es implantar el sistema según el cual los precios no se modifican, pero una vez en caja se redondean a 0 y a 5 céntimos para hacer desaparecer las monedas más pequeñas.

Se le llama "Eurozona" (o zona euro) al conjunto de los países que han adoptado la moneda única, más Andorra, Mónaco, San Marino y el Vaticano, que han decidido usar el euro. Territorios de ultramar de algunos de los países de la Eurozona, como Guayana Francesa, Reunión, San Pedro y Miquelón y Martinica también usan el Euro.

Mónaco, San Marino y el Vaticano usan el Euro en virtud de acuerdos firmados con miembros de la Unión Europea (Italia en el caso de San Marino y el Vaticano; Francia en el caso de Mónaco) en nombre de la Comunidad Europea.

Andorra, Montenegro y Kosovo también usaban monedas que fueron reemplazadas por el Euro (el franco francés y la peseta española en el caso de Andorra y el marco alemán en el caso de Montenegro y Kosovo). Han adoptado ahora el euro como su moneda de facto, sin entrar en ningún acuerdo legal con la UE que explícitamente les permita hacerlo. En octubre de 2004, Andorra empezó un acuerdo monetario con la UE que le permitiría emitir monedas de euro como Mónaco, San Marino y el Vaticano.

Muchas de las monedas extranjeras que tenían un tipo de cambio fijo respecto a monedas europeas pasaron a tenerlo respecto el euro. Por ejemplo, el escudo de Cabo Verde que estaba ligado al escudo portugués tiene ahora el tipo de cambio fijo respecto al euro. Lo mismo ocurrió con el franco CFA, el franco CFP y el franco comorano ligados al franco francés y el marco convertible de Bosnia-Herzegovina ligado al marco alemán, ligados ahora al euro. El euro es ampliamente aceptado en Cabo Verde informalmente y en Noviembre de 2004, durante una reunión en Portugal, el primer ministro de Cabo Verde consideró formalmente aceptar el euro como una de las monedas del país. También Timor Oriental continuó usando el escudo portugués como moneda de curso legal en 1999, cuando el escudo ya era una subdivisión del euro. No hubo cambios ya que el dólar estadounidense fue más tarde introducido como la única moneda de curso legal en el territorio.

Desde diciembre de 2002, Corea del Norte cambió del dólar como su moneda oficial para todas sus transacciones internacionales al euro. Desde entonces el euro también ha reemplazado al dólar en gran parte del mercado negro y en locales donde el dólar se usaba previamente.

En total, el euro es la moneda oficial de 31 estados y territorios. También, 27 estados y territorios que tienen una moneda nacional están ligadas al euro incluyendo 14 países de África occidental como Senegal y Camerún, tres territorios de ultramar incluyendo la Polinesia Francesa y Nueva Caledonia, dos islas africanas donde la moneda estaba antes ligada a la moneda francesa o portuguesa, tres países previamente comunistas donde la moneda estaba ligada al marco alemán incluyendo la Antigua República Yugoslava de Macedonia. Marruecos, Chipre, Dinamarca, Estonia y Hungría también tienen una moneda ligada al euro.

 

Copyright © MonedaNumismatica.com